El propósito estratégico de esta entidad es convertirse en el banco de los ganaderos tanto en sus lineamientos de corto como de mediano plazo. -Para las líneas de crédito que generen formación bruta de capital, el banco aumentó el periodo de gracia de uno a dos años y se puede aplicar a capital e intereses.-Ante los vencimientos de obligaciones de la Orinoquia por $260.000 millones, la entidad ofrecerá una prórroga hasta de seis meses sin costos adicionales.

 Invito a los productores ganaderos a que vuelvan a creer en el Banco Agrario y lo acojan de nuevo como la entidad financiera amiga y aliada para los requerimientos necesarios de liquidez en las actividades pecuarias del país.

Dicha institución gestiona actualmente una revolucionaria estrategia a favor de los productores, del sector rural colombiano. De hecho, en mi caso personal, tomé la decisión de realizar la apertura de una cuenta y de trabajar mis requerimientos de financiación con la mencionada casa bancaria.

Así lo manifestó José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, ante la junta directiva del gremio en la que algunos integrantes, incluido él mismo, firmaron el formulario de apertura de cuenta que los convirtió en clientes activos de dicha casa financiera.

“El Banco Agrario se puso la camiseta de los ganaderos, y en razón a esta premisa, ha gestionado lo necesario para hacer que este segmento de usuarios sean sujetos de sus recursos”, resaltó.

Para Lafaurie, ese lineamiento favorece al sector ganadero tanto en la financiación de los proyectos de inversión y el mejoramiento de la productividad, como en lo relacionado con el fomento al consumo de carne y de leche realizados por Fedegán y el Fondo Nacional del Ganado.

“Esto hay que aprovecharlo porque cada vez la banca privada se muestra muy poco interesada en el sector rural colombiano”, expresó el líder gremial de los ganaderos.

Es igualmente preocupante observar que, a través del tiempo, el volumen de crédito que llega a los productores rurales, tiene una tendencia descendente.

“De ahí que recomiende al Banco Agrario, porque confió en su proceso de modernización para ponerse a tono con las necesidades de los clientes, y asimismo, en la orientación estratégica que adelanta”, especificó.

Estamos listos

El propósito estratégico es que se convierta en el banco de los ganaderos, y eso, lo tiene diseñado dicha casa en sus lineamientos de corto y mediano plazo. “Estamos listos para proveerles el capital que necesiten para sus necesidades de inversión y ayudarlos a crecer”, enfatizó Francisco Mejía, presidente del Banco Agrario.

No les pediríamos que trabajaran con nosotros sino estuviéramos preparados para ofrecerles por lo menos, los mismos servicios que les ofrece actualmente la banca privada. Es el momento de que nos prefieran.

“Las utilidades que genera la entidad se reinvierten en economías de crédito a los pequeños productores en los sitios más apartados del país, donde no va la banca privada, y que si no fuera así, no tendrían servicios financieros”, explicó.

Nos encontramos en 440 municipios colombianos donde solo hay presencia del Banco Agrario y si no fuera por nosotros no tendrían dinero en efectivo o circulante.

“Hemos mejorado también en banca personal, el año pasado lanzamos nuestra primera APP transaccional que es de última tecnología”, recalcó Mejía.

Estamos construyendo una alianza con Fedegán para financiar programas de trasplante de embriones, que es una necesidad sentida para mejorar la genética bovina en el país y estamos prestos a ofrecerles los recursos que demanden.

“Recomiendo que los ganaderos ajusten sus esquemas de producción de acuerdo a los ciclos climáticos, como lo hacen en los países que tienen estaciones. En Canadá almacenan la comida para suministrarla a los animales en las épocas de verano”, expuso.

Aumento del periodo de gracia

Nuestra disposición está latente para proveer las líneas de crédito que generen formación bruta de capital, como por ejemplo reservorios, ensilajes y pozos profundos, entre otros. “En ese sentido les tenemos la noticia a los ganaderos, que ampliamos los plazos de gracia de uno a dos años en lo que se refiere a capital, y también, se pueden negociar los intereses para que sean dos años muertos”, resaltó el presidente del Banco Agrario.

No obstante ante los problemas y las calamidades naturales que se presentan y afectan la producción, sugirió que lo ideal es no dejar vencer los créditos e invitó a los usuarios a que se acerquen a las oficinas para poderlos apoyar con plazos adicionales y sin costo alguno, ni intereses adicionales.

“Con respecto a los perjudicados por el cierre de la vía al Llano entre junio y septiembre tenemos vencimientos de productores de la Orinoquia, por valor de $260.000 millones de 17.000 obligaciones, y a ellos, los vamos a llamar y les vamos a dar una prórroga automática hasta de seis meses a quienes no puedan pagar y sin costo alguno”, recalcó.

Lo que no quiero es que el ganadero tenga que vender su ganado a bajo precio para tener que cumplir con su obligación, el Banco Agrario, los apoyará y los esperará.