La popular red social de videos cortos de propiedad de la empresa ByteDance, Tik Tok, está en el ojo del huracán puesto que varios gobiernos están tomando acciones para vetar su uso, al parecer, esta aplicación serviría como una estrategia con la que China estaría espiando a los gobiernos de occidente.

Sobre este tema el CEO de LinkTIC, Fernán Ocampo González, explicó que los sectores público y privado en Colombia deben estar alerta ante esta discusión tecnológica; pues hasta el momento gobiernos como los de India, Pakistán, Bangladesh, Reino Unido, Nueva Zelanda ya han prohibido su uso. Mientras que Estados Unidos, por su parte, ya limitó su uso en el Gobierno y las universidades, al igual que la Comisión y el Consejo de la Unión Europea quienes prohibieron, el uso de la aplicación en los dispositivos electrónicos la Cámara de Representantes.

“Desde el punto de vista técnico la plataforma tiene la opción de almacenar información de quienes activen la cuenta e incluso la información que almacena cada persona en su celular. La diferencia con las otras aplicaciones, que son similares, es que TikTok no está regulada por Estados Unidos ni por Europa, por lo que se desconoce en manos de quien estará nuestra información personal, por eso es urgente que Colombia tome alguna decisión al respecto”. Puntualizó Ocampo.

Además de la información personal, la aplicación puede conectarse a servidores de internet corporativos, esto ocurre cuando los usuarios utilizan esta red social desde su lugar de trabajo. Sobre esto indicó Ocampo González, que “si los propietarios de TikTok quieren obtener información reservada de un Gobierno o incluso la patente de una empresa privada, esta es una forma muy hábil de obtenerla”.

Sumado a lo anterior, Ocampo manifestó que “por ejemplo en el caso de India, el gobierno denunció que Tik Tok estaba recopilando datos de usuarios y transmitiendo a servidores ubicados fuera del país, lo que podría ser un riesgo para la nación”.

Agregó el CEO de LinkTIC, que aunque la plataforma se pronunció y consideró a través de un comunicado que la decisión es “equivocada y basada en conceptos básicos erróneos”. Urge que el Gobierno, el Congreso de la República, la Rama Judicial y la academia inicien esta discusión que de ignorarse podría tener consecuencias irremediables.

“Ni el Gobierno, ni el sector privado debe ignorar estas banderas rojas que se han alzado en otros países, estamos exponiéndonos y por eso es mejor tomar medidas a tiempo”, finalizó Ocampo.