La administración departamental, la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), instalaron formalmente la mesa técnica que construirá el plan de acción, a corto, mediano y largo plazo, para aumentar la oferta hídrica de la cuenca del río Bogotá.

En la jornada, citada por la autoridad ambiental, en cabeza de Alfred Ballesteros, participaron también la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad; el alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán; y funcionarios del Ideam y la Procuraduría General de la Nación.

“Esta mesa se encargará de analizar los lugares específicos que ameriten la adquisición de predios de gran importancia estratégica ambiental, con el único fin de aumentar los caudales de la cuenca del rio Bogotá, así como también ampliar la cobertura de la estrategia de Pago por Servicios Ambientales (PSA) en el que son directamente los campesinos quienes cuidan el bosque y no lo talan para ampliar la frontera agropecuaria”, compartió el Gobernador Rey.  

Durante la reunión también se planteó la necesidad de estudiar y ejecutar proyectos que faciliten el uso de acuíferos subterráneos como parte de la matriz de oferta hídrica regional y estructurar un modelo que permita usar las aguas lluvias con un sistema sencillo de potabilización, especialmente en los conjuntos residenciales.

“También estructurar una política en torno a la reutilización del agua.  Y por último, junto a los ministerios de Ambiente y Agricultura, trabajaremos con los alcaldes en los determinantes del Ordenamiento Territorial que el Gobierno Nacional quiere proponerle a estos territorios.  Desde nuestra parte generaremos espacios de diálogo e interlocución técnica con los municipios y estos ministerios”, anunció el primer mandatario departamental.

De acuerdo con la CAR, esta mesa técnica realizará seguimiento permanente a las acciones definidas por las entidades.  Así, tanto Bogotá, como los municipios de la cuenca alta y media del río Bogotá contarán con elementos técnicos que minimicen los efectos de futuros períodos de sequía.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca