En las últimas horas y en desarrollo del Plan Ayacucho, tropas del Gaula Militar Cundinamarca, en coordinación con el Gaula de la Policía Nacional, lograron la captura en flagrancia de seis personas en el municipio de San Bernardo, señaladas de la presunta comisión del delito de extorsión.

“Con esta buena noticia del Ejército de Colombia y la Policía Nacional, ratificamos que en Cundinamarca no tenemos grupos armados al margen de la ley.  Estos delincuentes comunes se han hecho pasar por estructuras guerrilleras”, manifestó el Gobernador Nicolás García.

Gracias a las denuncias de la ciudadanía, las autoridades competentes establecieron que los capturados se estarían haciendo pasar por integrantes del grupo armado organizado residual Jorge Briceño Suárez de la extinta guerrilla de las FARC, y les habrían exigido una suma aproximada de dos millones de pesos a los habitantes de una vereda, al parecer a cambio de no atentar contra sus vidas.

“Estas personas, que se encontraban amedrantando y amenazando a la población civil, extorsionaban por celular y con panfletos, pero gracias a la denuncia de la comunidad se logran la capturas y la incautación de un arma corta con probadores y municiones, panfletos, volantes alusivos a esta estructura, y un radio de comunicaciones. Con esto logramos darle seguridad a la población  civil y la tranquilidad de que en Cundinamarca no tenemos ninguna estructura armada de las extintas FARC, el ELN o el Clan del Golfo”, afirmó el comandante de la Brigada 13 del Ejército Nacional, brigadier General Rodolfo Morales Franco.

Con estos resultados, obtenidos en el marco de la campañaYo no pago, yo denuncio”, se afectan las finanzas ilegales de los grupos de delincuencia organizada que actúan en el departamento de Cundinamarca y las tropas de la Décima Tercera Brigada, unidad orgánica de la Quinta División del Ejército Nacional, reafirman su compromiso con la seguridad de Bogotá y Cundinamarca.