El Observatorio de Drogas de Colombia (ODC) del Ministerio de Justicia y del Derecho publicó el informe “Situación actual de la problemática del fentanilo y opioides sintéticos con fines no médicos en Colombia”, que da cuenta de lo que está ocurriendo actualmente en el país frente a esta sustancia.

El informe establece que, entre 2013 y 2023, se reporta un total de 30 casos de muertes asociadas al consumo de fentanilo, de los cuales el 53,3%, que equivalen a 16 casos, se presentaron entre 2021 y 2023, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses. En el 34,8% del total de muertes por fentanilo se encontró que había presencia de otras sustancias sintéticas, principalmente, ketamina.

Además, los centros y/o servicios de tratamiento por trastornos asociados al uso de drogas registraron 21 casos que refieren uso de fentanilo, registrados en 2021 y 2022, que involucran, mayoritariamente, a hombres adultos de entre 27 y 40 años que provienen de las regiones de Bogotá y Antioquia.

Frente a las incautaciones, entre 2018 y 2023, el ODC registra 36 casos de incautación realizadas por la Policía Nacional en diferentes ciudades del país como Bogotá, Medellín, Pereira, Villavicencio, Cartagena y Maicao. Llama la atención que, mientras los primeros reportes (2018 y 2019) referían hallazgos menores a 10 unidades de ampollas farmacéuticas de fentanilo, a partir de 2023 se han presentado casos con cantidades más altas que oscilan entre las 100 y 280 ampollas. El caso más reciente de incautación ocurrió en febrero de 2024 en Maicao (La Guajira), donde las autoridades reportaron el hallazgo de más de 2.000 ampollas, configurándose la incautación de fentanilo más grande registrada en el país.

Los casos de incautaciones de fentanilo en Colombia se refieren a medicamento en presentación de ampolletas, de lo cual se puede deducir que se trata de un desvío de medicamentos provenientes de la industria farmacéutica hacia el mercado ilegal; una situación distinta a la de países como Estados Unidos y México, donde el fentanilo tiene origen en la producción ilegal y su presentación es generalmente en polvo o en pastillas. A la fecha, las autoridades de Colombia no tienen reporte de la detección o hallazgo de producción ilegal de fentanilo y análogos en el país, o de la existencia de laboratorios clandestinos para la síntesis de fentanilo.

Cabe resaltar que el fentanilo es un medicamento de control especial, catalogado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como medicamento especial, con usos médicos, aprobado en Colombia como anestésico y analgésico, especialmente para el manejo de dolor en ciertas condiciones de salud. Por tanto, cualquier actuación para su control y manejo no debe afectar el acceso a quienes lo necesitan.

¿Qué estamos haciendo?

Desde el enfoque de salud pública, La Política Nacional de Drogas “Sembrando Vida Desterramos el Narcotráfico 2023 – 2033”, establece estrategias para prevenir daños asociados a la amenaza que representa el consumo no médico de fentanilo.

El Sistema de Alertas Tempranas (SAT), creado para la detección y caracterización de nuevas drogas, realiza de manera periódica el monitoreo del mercado de las drogas tanto de origen natural como sintético, con el fin de conocer tendencias y dinámicas asociadas con la aparición de nuevas sustancias o drogas emergentes en el país; como es el caso del monitoreo continuo de fentanilo.

Además, a través de este sistema, se plantea una respuesta intersectorial que incluye acciones prioritarias como:

  •  Fortalecer el monitoreo de la situación, a través del análisis continuo de drogas.
    • Fortalecer medidas de control, interdicción y fiscalización de estas sustancias para evitar su desvío y tráfico.
    • Labores de inteligencia para desarticular redes vinculadas al tráfico de opioides
    sintéticos.
    • Medidas de prevención de consumo de opioides y estrategias de reducción de riesgos y daños para personas que consumen.
    • Fortalecimiento de la capacidad de atención de urgencias toxicológicas
    • Capacidad de identificación de las sustancias opioides en laboratorios forenses y de toxicología.

En el marco de las actividades del SAT, se han generado diferentes informes, documentos y boletines con información técnica y confiable acerca de las tendencias actuales de los opioides sintéticos y del fentanilo, con el objetivo de mantener el monitoreo constante sobre la situación del país frente a esta amenaza para establecer estrategias alineadas con la realidad del país y servir de herramienta de consulta para las diferentes instituciones y la ciudadanía en general.