Es una vía de interés nacional con gran incidencia para la región y no condenar a Bogotá al trancón eterno. Podría decirse que fueron las primeras conclusiones después de darse inicio al debate sobre la avenida longitudinal de occidente (ALO).

 El debate en Comisión Primera del Concejo de Bogotá citado por la concejal Sandra Forero del Partido Centro Democrático, estuvo enmarcado en su presentación como un debate por la conectividad de Bogotá y la Región. En primera instancia la Concejal resaltó la importancia de la ALO como una avenida de interés nacional.

 Sandra Forero recordó como la obra fue planeada para cuando la ciudad tuviese una población de siete u ocho millones de habitantes, desde el año 1961, es decir mal contados, 63 años de estudios, proyectos y planos e inversiones que ahora han desaparecido o fueron “borrados por un plumazo” por la anterior administración de Claudia López.

 Según la Concejal, ya son tres planes de ordenamiento que recogen la vía y la incorporan al ordenamiento jurídico de Bogotá en donde se han ido vinculando entidades como la CAR, el Fondo Nacional de Regalías,  el IDU, INVIAS, todos con sus respectivas partidas presupuestales y asignación de recursos para los estudios realizados. Y agregó hasta “tienen un CONPES detrás”.

 Subrayó la Concejal que la construcción de la vía, no solamente beneficia las localidades de Fontibón, Bosa, Kennedy, Engativá y Suba, sino que descongestiona a todo Bogotá,  “La ALO fue concebida como una vía para los bogotanos”.

La ALO, está concebida para llegar hasta los municipios aledaños como Soacha, Mosquera, Chía, Cota y llega hasta la vecina ciudad de Girardot.

Son 50 kilómetros de extensión con 100 metros de ancho, 12 carriles de tráfico mixto, con dos para Transmilenio, ciclorrutas, aceras, separadores verdes, se integra con el aeropuerto y la línea 2 del metro, con predios comprados, tramos construidos y todos los estudios.

En su intervención la Concejal advirtió a la actual administración del alcalde Galán y entes de control sobre el parágrafo incluido en el POT aprobado por Claudia López que cambia el destino de los terrenos en la localidad de Suba, en donde pretende crearse la “Ciudadela Educativa y del Cuidado”.

Con el parágrafo tres del artículo 163, sobre el cual la concejal Forero lo denominó parágrafo mentiroso y como un: “elemento disfrazado de movilidad sostenible y disfrazado de renovación urbana”.

Seguidamente la concejal Clara lucia Sandoval de la bancada liberal en el Concejo y también citante de este debate, agregó que a Suba la engañaron en nombre del ambiente, pues las vías de acceso a esta localidad están colapsadas, denunció que los predios destinados a la ALO, están ocupados por bodegas de reciclaje y son usados como cementerios de vehículos.

Los demás concejales de la bancada, también expresaron sus preocupaciones por los vehículos de carga pesada que obligatoriamente tienen que atravesar la ciudad y los afanes de la administración de Claudia López por adjudicar y dejar contratadas las obras en los predios de la ALO, para la Ciudadela Educativa y del Cuidado.

Finalizada la intervención de la bancada liberal, el debate se suspendió y se reanudará el próximo 09 de febrero