El concejal Álvaro Acevedo, hizo un llamado al Secretario de Gobierno y a los alcaldes de las localidades de Santa Fe y Antonio Nariño para que den una solución inmediata frente al abandono de unas obras en estos sectores, puesto que se han convertido en centros para la delincuencia.

Hace 24 años, en el barrio Cartagena ubicado en la localidad de Santa Fe, se empezó a construir un jardín infantil pero hoy en día, tan solo son vigas y columnas abandonas, es decir, se ha convertido en lo que se conoce popularmente como un ‘elefante blanco’ que además amenaza a la comunidad del sector debido a la permanente presencia de delincuentes, venta y consumo de alucinógenos, habitantes de calle y hasta de violaciones sexuales, -según residentes-.

“El llamado de atención es para el señor secretario de gobierno, Iván Casas para que nos dé una solución inmediata frente a esta negligencia de la Administración por varios períodos. La comunidad exige con preocupación que se haga una visita por parte del alcalde local de Santa Fe porque esta es una obra del Fondo de Desarrollo Local y ya cumple 24 años abandonada y reitero, es un peligro para la comunidad”, Álvaro Acevedo, concejal de Bogotá.

El cabildante de la bancada liberal, también denunció el abandono de una obra que pretendía ser un CAMI desde hace más de 10 años en la localidad de Antonio Nariño, cerca de la plaza del barrio Santander, convirtiéndose así, en otro punto de inseguridad en la capital. “Es un monumento a la desidia y a la negligencia, en donde reina la inseguridad porque en lo que aparenta ser un parqueadero, tan solo con columnas abandonas que presencian el hurto y el consumo de sustancias alucinógenas”, reiteró el ‘Concejal y solicitó que «sean demolidas estas obras que ya no sirven para nada pero sí están perjudicando notablemente a la comunidad».