Como un chantaje han calificado la mayoría de los concejales de Bogotá las declaraciones del Presidente Gustavo Petro y su ministro de transporte Guillermo Reyes, sobre las advertencias de paralizar las obras de la ciudad y de modificar el trazado del metro elevado por uno subterráneo.

11 de las 13 bancadas que conforman el Cabildo manifestaron su rechazo a través de una misiva dirigida al Presidente en donde le solicitan “evaluar la decisión que está tomando”.

 

En la carta firmada por los concejales también le expresa a  poner a Bogotá por encima de las peleas políticas, a pensar en los bogotanos y lo invita a que piense como alcalde que fue de la ciudad.

Las declaraciones del Presidente  y del Ministro afectaría la financiación de obras complementarias y vitales para el desarrollo y la integración de  la región como son:

  • El Regiotram de Occidente
  • La Segunda línea del Metro
  • La calle 13
  • Los accesos Norte
  • La ALO SUR
  • Regiotram Norte
  • Tres cables aéreos