Muchas denuncias se conocieron hoy en la Junta Administradora Local de Fontibón al término del informe de gestión del alcalde encargado Diego Maldonado. Para sorpresa de los asistentes al recinto, el Alcalde se retiró sin esperar el cierre de la sesión provocando la indignación en especial del edil Víctor Mosquera del partido Centro Democrático.

El Edil no dudó en calificarlo de: Déspota, ególatra y mentiroso.

Señaló que en los últimos años de esta administración no trabajó en conjunto con la fuerza pública para combatir la inseguridad y la criminalidad, porque según el edil, “muchos de los funcionarios se dedicaban a otro tipo de asuntos…mientras se realizaban los operativos”. Ejemplo de ello, es el mal estado del parque automotor de la Fuerza Pública que no tiene capacidad para combatir a los delincuentes”. Agregó.

En su intervención el cabildante hizo énfasis sobre la ocupación indebida del espacio público y lo calificó como el real problema del espacio público, sobre lo cual el Alcalde encargado, no prestó atención y se olvidó, del trabajo articulado con el IPES, DADEP y Movilidad, razón por la cual Fontibón padece serios problemas de desplazamiento por los corredores viales como la carrera 100.

El Edil presentó el informe de fiscalización de la Contraloría Distrital en dónde se revelan 11 hallazgos administrativos, 06 disciplinarios, 02 hallazgos fiscales que generan detrimento patrimonial por casi $90 millones.

Denuncia el edil Mosquera sobre la auditoría realizada durante el periodo 2019 – 2023 que el alcalde Maldonado se rehusó en reiteradas ocasiones a brindar la información solicitada por el ente de control.

Apunta el cabildante que el alcalde Maldonado fue deficiente en su gestión como primer mandatario de los fontibonenses y además le otorgó contratos por prestación de servicios “a sus amigos de microfutbol”, sin cumplir con la experiencia requerida. Presentó dos contratos,  uno otorgado al señor Diego Oviedo, con una asignación de 8 millones de pesos mensuales, para la ejecución presupuestal de los procesos administrativos.

El otro contrato “Sospechoso” fue otorgado al señor Eduard Ernesto Jerez González, con una asignación mensual superior a los 7 millones de pesos mensuales, para la evaluación y seguimiento en temas de actividad física y recreo deportivas. Es decir, tiene que establecer los lineamientos del deporte en la localidad.

 

 

Alcalde Diego Maldonado