La tradicional casa ubicada en el centro de la ciudad y conocida como la “Olla de la  Fortaleza” entró hoy en proceso de demolición por parte de las autoridades.

“Olla” es un término que se utiliza para definir un sitio en el cual se vende o consumen estupefacientes. La olla de la fortaleza fue considerada en su momento el expendio de drogas más grande de Bogotá por componerse de un edificio de cuatro pisos.

Las utoridades estiman que la venta de alucinogeneos en éste lugar oscilaban entre los 35 y 40 millones de pesos semanales, ya que a diario ingresaban entre 1.000 y 1.500 personas para el consumo de drogas.

En el marco de la operación “Penumbra” realizada en el 22 de noviembre de 2018 se intervino este sitio ubicado en la localidad de los Mártires.

El proceso de extinción de dominio se realizó por estupefacientes y pasó a jurisdicción de la Sociedad de Activos Especiales (SAE). Pero fue invadido por grupos delincuenciales para convertirlo en un “pagadiario”

Por orden municipal hoy se realiza la demolición de este predio, terror de los vecinos y refugio de delincuentes que azotan el centro de la ciudad. Previo concepto del IDIGER, también entran en proceso de demolición otros  dos predios ubicados en:

  • La calle 18 #16-72
  • Calle 8va 14-26.
  • Carrera 15 # 21-03, conocido como ‘La Fortaleza’, donde se ejecuta la demolición.

 

De esta manera la lucha contra el microtráfico y consumo de estupefacientes en el centro de la ciudad, sufre un golpe al erradicar las casas de consumo o tradicionales “ollas”