Como es bien sabido por todos el Alcalde Mayor devolvió la terna presentada por la Junta Administradora Local de Fontibón para la elección del nuevo alcalde local.

La terna compuesta por Adriana Yaneth Ortiz Ubaque, Jorge Alexander Rivas Chávez y Wilfredy Bonilla Lagos, tiene mucha resistencia entre la ciudadanía fontibonense.

En primera instancia el pasado 06 de mayo la Secretaría de Gobierno devolvió la terna debido a que la aspirante Adriana Ortiz Ubaque no cumple con el requisito de:

“… haber residido o desempeñado alguna actividad profesional, industrial, comercial, o laboral en la respectiva localidad por lo menos durante los dos años anteriores a la fecha de elección o nombramiento…” Es decir que no cumple con el arraigo requerido por la Administración Distrital.

Por la anterior razón la terna fue devuelta para el lleno de los requisitos.

Pero más inconformismo se puede hallar en la postulación del candidato Wilfredy Bonilla,  duitamense quien aspiró a la Alcaldía de esa importante ciudad boyacense en varias oportunidades, su última aspiración fue en el año 2023.

Razón por la cual los fontibonenses no entienden la designación de este candidato a dirigir los destinos de la localidad para el próximo período.

Más inquietante aun es la votación y decisión de los ediles, quienes votaron el pasado domingo 24 de marzo así:

Adriana Yaneth Ortiz Ubaque:* Javier Ricardo Acero López (Liberal), Blanca Nidia Castro Herrera (Nuevo Liberalismo), Andry Mayerli Lozano (CR-Mira), Víctor Mosquera (Centro Democrático).
*Jorge Alexander Rivas Chávez:* Eduardo Gómez Ruíz (Liberal), Gerardo Montero (Pacto Histórico) y Diana Irene Sánchez Mantilla (Partido Verde).
*Wilfredy Bonilla Lagos:* Nilson Gutiérrez (Partido Verde), Cristian David Rojas (Nuevo Liberalismo).

Advierte la Secretaria de Gobierno: Sobre la responsabilidades de las Juntas Administradoras Locales conforme a lo dispuesto en el Decreto Nacional 1350 de 2005.

“Que estipula dar cumplimiento al proceso meritocrático y el lleno de todos los requisitos de los aspirantes a las alcaldías locales para que no se encuentren inhabilitados. Y es obligación de la JAL, cerciorarse sobre el cumplimiento de cada uno de los requisitos de los aspirantes”.

El plazo para que la JAL tome una nueva decisión fue extendido por la Secretaría de Gobierno hasta el 17 de Mayo. Por tal razón los ojos de los fontibonenses están puestos en los ediles y su votación para que el próximo alcalde local corresponda a una persona que vele por los intereses y el desarrollo de la localidad.