Hace tres años, el Distrito, liderado por el alcalde, Enrique Peñalosa, decidió darle fin a décadas de horror, muerte y demás aberraciones que muchas personas lastimosamente vivieron en la olla más grande del país el denominada ‘Bronx’.

Allí ya la última casa de venta de droga quedó convertida en polvo y sepultada para siempre para convertirse a futuro en un lugar renovado y atractivo en el centro de la ciudad.

Alrededor de 2.053 habitantes de calle durante la intervención al ‘Bronx’, recibieron servicios en los centros de atención de la Secretaría Distrital de Integración Social. A su vez, en la presente administración, 2.323 habitantes de calle han desarrollado procesos para mejorar su vida y de ellos 618 han culminado con éxito logrando alejarse de las calles.

Con un equipo de 645 Ángeles Azules’, servidores públicos quienes atienden a los habitantes de calle en centros y hacen búsqueda activa los 7 días de la semana, las 24 horas del día, los 30 días del mes, en todos los sectores de la ciudad; se ofrece una atención integral persistiendo e insistiendo en la invitación diaria a los habitantes de calle para que asistan a los centros de atención de Distrito con el fin de minimizar el consumo y dejar de habitar la calle, todo el en marco de la restitución de Derechos con dignificación.

“Son 13 unidades entre hogares de paso, comunidades de vida, transitorios, centro de desarrollo de capacidades, alta dependencia y enlace social, las cuales brindan atención integral con acompañamiento psicosocial en diferentes disciplinas al servicio de los habitantes de calle. Procesos como recuperación de hábitos personales, alimentación nutricional, dormitorios dignos, acercamiento a redes familiares, formación en artes y oficios e inclusión social y laboral hacen parte de la ayuda diaria ofrecida a los ciudadanos habitantes de calle”, destacó Daniel Andrés Mora Ávila, subdirector para la adultez de la Secretaría Distrital de Integración Social.

Durante la ‘Bogotá Mejor Para Todos’, 1.829 exhabitantes de calle vinculados a los centros de atención de la Secretaría Social han recibido formación en artes y oficios como: electricidad, construcción, carpintería, sistemas, digitación, atención al cliente, soldadura entre otros.

De la misma manera se adelanta articulación institucional para la validación de estudios en primaria y secundaria para aquellos que deciden continuar con sus estudios pendientes.

En el primer trimestre del 2018, se hizo entrega oficial del VII Censo de habitantes de calle de Bogotá realizado en 2017.

Entre los principales resultados del censo está que en la ciudad hay 9.538 personas que pertenecen a población, 8.477 son hombres y 1.061 son mujeres.

En relación con la anterior administración, para el cuatrienio 2016-2020 se incrementó el presupuesto en un 73% para atender a los ciudadanos habitantes de calle. En el cuatrienio se pasó en el Sector Social (Secretaría más Idiprón), de $156.534 millones, en la anterior administración, a $270.157 millones en la ‘Bogotá Mejor para Todos’.

Durante el año inmediatamente anterior, la ciudad recibió tres (3), nuevos centros de atención para habitantes de calle con una oferta de 400 cupos a los ya existentes, entre los que resaltan: un hogar de paso para habitantes de calle con carretas y sus animales de compañía, una comunidad de vida en la modalidad de ‘Granjas agropecuarias’ y un hogar de paso para ‘Mujeres diversas’ con atención a mujeres LGBTI, raizales, indígenas, afrodescendientes y gestantes.

En la’ Bogotá Mejor Para Todos’, se redujeron los homicidios de habitantes de calle. Se pasó, en el 2015, donde se tuvo la cifra más alta desde el pico de 2010 (65 homicidios), con 56 homicidios; a 30 en 2016 y en el 2017 esa cifra bajó a 25.