Autocuidado, cuidado solidario, medidas de bioseguridad y corresponsabilidad. Estas son las 4 claves que Bogotá definió para que las niñas, niños, jóvenes, maestras y maestros, familias y demás miembros de la comunidad educativa vivan el regreso a clases presenciales con todas las garantías de salud, protección y bienestar.

Se trata de paso fundamental en el desarrollo emocional, físico y cognitivo de estudiantes y del disfrute pleno de su derecho a la educación de calidad, para el que los colegios oficiales de Bogotá están preparados.

Así lo destacó Edna Bonilla Sebá, secretaria de Educación del Distrito: “desde finales de 2020, nuestros colegios se han venido preparando para el regreso a través de la definición de protocolos de bioseguridad, la ejecución de procesos de alistamiento, la verificación de condiciones de ventilación y la participación de la mayoría de las instituciones y sus comunidades educativas en el Plan de Reapertura Gradual, Progresiva y Segura que desplegó el Distrito entre finales de 2020 y abril de 2021”.

A esto se suma la compra y entrega de más de 2 millones de elementos de bioseguridad y protección a los 400 colegios del Distrito, entre los que se incluyen 11.525 bases para dispensadores de gel antibacterial y jabón, 2.727 lavamos portátiles, 11.427 dispensadores de gel, 5.250 dispensadores de toallas desechables y 1.594.372 tapabocas para niñas, niños y jóvenes.  

Asimismo, entre 2020 y 2021, como preparación para el regreso a la presencialidad, el Distrito ha realizado 379 intervenciones a 269 sedes educativas, que incluyen el mejoramiento, arreglo o reemplazo de cubiertas, baterías sanitarias, sistemas hidráulicos, cerramientos, áreas recreativas, redes de aguas lluvias y sanitarias, para garantizar el cumplimiento de medidas de bioseguridad en las instituciones oficiales, como la ventilación, el distanciamiento y el lavado de manos.

Además, desde el pasado 25 de mayo, Bogotá adelanta el exitoso plan de vacunación para docentes, directivos docentes, personal administrativo y contratistas de los colegios oficiales y la Secretaría de Educación, como un compromiso con la salud y el bienestar del equipo de la educación de la ciudad.

Por esto, siguiendo los lineamientos del Gobierno Nacional que, mediante la Resolución 777 del 2 de junio de 2021, estableció que “el sector educativo en los niveles de educación inicial, preescolar, básica y media debe prestarse de manera presencial”, a partir de este 8 de julio volverá la alegría de las niñas, niños y jóvenes a las aulas de clase de los colegios públicos de la capital.

¿Cómo será el regreso?

Bogotá definió las condiciones, lineamientos y orientaciones del regreso a las aulas en la capital en la Circular 11 del 22 de junio de 2021. Un proceso en el que será fundamental la participación de padres, madres, cuidadores y familias para la construcción de confianza, en la implementación de los protocolos y el cumplimiento de las medidas de bioseguridad.

De acuerdo con la circular, la mayoría de los establecimientos educativos oficiales de Bogotá podrán atender al 100 % de los estudiantes, siguiendo el nuevo lineamiento del Ministerio Nacional de Salud que indica que el distanciamiento social mínimo debe ser de 1 metro.

“Para el caso del Distrito, los estándares y capacidades máximas definidas en el Plan Maestro de Equipamientos Educativos y que han sido utilizados por la ciudad en los últimos 15 años, garantizan el distanciamiento mínimo de 1 metro solicitado por la nueva normatividad nacional e, incluso, proveen mejores condiciones de distanciamiento y bioseguridad”, enfatizó la secretaria Bonilla.

En caso de que el colegio no cuente con la capacidad para garantizar este distanciamiento, el rector o rectora de cada institución deberá determinar el aforo y podrá reorganizar las jornadas laborales y educativas para evitar aglomeraciones.

La secretaria Edna Bonilla Sebá destacó que serán las madres, los padres y los cuidadores quienes decidan si sus hijas e hijos regresan a la presencialidad a través del consentimiento informado. Sin embargo, recordó que Colombia es el segundo país que más días ha tenido sus colegios cerrados y las condiciones para el regreso seguro en Bogotá están dadas para que las niñas, niños y jóvenes vuelvan a las aulas.

Al respecto, la Directiva 05 de 2021 del Ministerio de Educación Nacional señala que la figura de la alternancia solo aplicará para los estudiantes de colegios que no puedan garantizar 1 metro de distanciamiento físico, aquellos que sean positivos para covid – 19 o cuando la institución educativa afronte una situación epidemiológica.

Para estos casos, cada colegio tendrá que facilitar alternativas previstas dentro de la estrategia multiplataforma y multiformato ‘Aprende en casa’ para que el estudiante pueda continuar con su proceso pedagógico de manera remota.

Los protocolos de bioseguridad que cada institución preparó en meses anteriores deberán implementarse de manera rigurosa, por lo cual seguirá siendo obligatorio el lavado de manos, la adecuada ventilación, el uso de tapabocas y la limpieza constante de superficies.

El subsecretario de Salud Pública, Manuel González Mayorga, acompañó el anuncio de las condiciones del regreso a la presencialidad en Bogotá y destacó que el trabajo del Distrito para el acompañamiento, inspección, vigilancia y control para que las instituciones cumplan con los requisitos para un regreso seguro.

“Hemos acompañado una a una a las instituciones para la creación, la implementación y el seguimiento de protocolos de bioseguridad. Asimismo, continuaremos la búsqueda activa y el testeo epidemiológico permanente para identificar casos sospechosos de covid – 19, monitorear cómo se comporta el virus en las instituciones y tomar medidas adecuadas de contención y mitigación”, destacó el subsecretario de Salud Pública.

En este punto las familias jugarán un papel fundamental en la promoción del autocuidado y el cuidado solidario en casa. Para apoyar esta tarea, la Secretaría de Educación del Distrito elaboró un protocolo para que madres, padres y cuidadores cuenten con pautas sobre qué hacer antes, durante y después de retornar a la escuela, al cual se puede acceder a través del siguiente enlace: https://reaperturagradual.educacionbogota.edu.co/oficiales.

En el marco del regreso a clases presenciales, cada colegio público de Bogotá seguirá contando con el acompañamiento de un auxiliar de enfermería, siendo la única ciudad del país con este apoyo a las medidas de bioseguridad para garantizar el bienestar y la salud de estudiantes, docentes, rectores, administrativos y demás personal.

Finalmente, la secretaria confirmó que, con el regreso a las aulas, también regresará a la normalidad la ejecución del Programa de Alimentación Escolar. Mientras se establecen las condiciones para retomar los servicios de comida caliente y/o refrigerios escolares durante la jornada académica, las niñas, niños y jóvenes continuarán recibiendo el bono y la canasta alimentaria, modalidades transitorias que se implementaron durante la pandemia.

En lo que tiene que ver con movilidad escolar, los estudiantes que lo requieran podrán continuar recibiendo beneficios como ruta escolar, subsidio de transporte, o hacer parte de los programas de ‘Al colegio en bici’ y ‘Ciempiés’.

“Nos hemos preparado para que la no presencialidad sea la excepción y la presencialidad la regla. Nuestro gran reto como ciudad será trabajar de manera conjunta, familias, escuela y sociedad, para reforzar las medidas de bioseguridad y las prácticas de autocuidado y cuidado solidario. Además, trabajaremos para que las instituciones propicien escenarios para el encuentro, en los cuales se puedan compartir las experiencias vividas y los sentimientos generados durante la pandemia”, concluyó la secretaria de Educación, Edna Bonilla Sebá.