Un balance positivo dejó la reunión sostenida por el alcalde Mayor de Bogotá, Carlos Fernando Galán, y el Superintendente Nacional de Salud, Luis Carlos Leal, con el fin articular esfuerzos para mejorar la salud en la capital.

En el encuentro, adelantado en las instalaciones de la Supersalud y con la presencia del secretario Distrital de Salud, Gerson Bermont, se propuso hacer énfasis en tres aspectos claves para lograr verdaderos avances en la garantía del derecho a la salud de todos los capitalinos.

El primero de esos aspectos se refiere a la revisión conjunta del plan de mejoramiento de Capital Salud requerido por parte de la Supersalud, con el fin de garantizar no solo el cumplimiento de dicho plan, sino la adecuada prestación de los servicios de salud para todos los usuarios de esta EPS del régimen subsidiado.

Un segundo tema clave fue el fortalecimiento de las cuatro subredes integradas de servicios de salud en la capital, buscando garantizar su óptimo funcionamiento y robusteciendo aspectos como los servicios de su call center, su actual modelo de atención, así como la ampliación en la capacidad de recepción de quejas y reclamos por parte de sus usuarios.

El último tema, y quizá el más importante, tuvo que ver con la propuesta de un modelo de salud propio en la capital. En este, tanto el Alcalde como el Superintendente, coincidieron en que actualmente muchas de las prestadoras de salud se encuentran principalmente en sectores como Chapinero, Usaquén o Suba, lo que obliga a largos desplazamientos por parte de los usuarios. Algo que contemplaría este nuevo modelo sería la territorialización para que esos prestadores llegaran a todas las localidades en Bogotá, haciendo de los servicios de salud algo más cercano a todos los habitantes de la capital.

Tanto el alcalde Carlos Fernando Galán, como el Superintendente Luis Carlos Leal, calificaron de muy provechosa la reunión sostenida con el ánimo de garantizar y proteger el derecho a la salud de todas las personas que habitan en Bogotá.