Con una iniciativa motivadora y transformadora que le apuesta a cerrar brechas de género y que promueve en las alumnas del Liceo Femenino Mercedes Nariño la consolidación de un semillero de jóvenes preparadas para estudiar carreras relacionadas con ciencia y tecnología, la profesora Adriana Paola González fue galardonada como mejor maestro en el vigésimo aniversario del Premio Compartir al Maestro.

Adriana Paola González, maestra del Distrito, obtuvo hoy el Premio Compartir 2019, en la categoría STEM, con su iniciativa “Prin-Ciencias: la ciencia es cosa de chicas”

Con una motivadora y transformadora propuesta, la galardonada le apuesta a cerrar brechas de género, promoviendo entre sus alumnas del Liceo Femenino Mercedes Nariño, la consolidación de un semillero de jóvenes preparadas para estudiar carreras relacionadas con ciencia y tecnología.

La profesora Adriana Paola González señaló que la iniciativa “Prin-Ciencias: la ciencia es cosa de chicas” surgió desde su experiencia como maestra en diferentes colegios y en la universidad, donde el bajo ingreso femenino al estudio de carreras en STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) está la orden del día.

“Mis salones son de muchos hombres en la universidad. Cuando entré al Distrito, comencé a observar que las niñas presentaban buenos resultados en Ciencias, en Física, y fuimos subiendo en las pruebas Saber. Todo empezó a mejorar, pero las niñas no ingresaban a estas carreras y pensé en qué hacer para que lo hicieran. Desde allí, empezamos a trabajar con las niñas. Comencé a preguntarles y las respuestas eran sencillas. Las consideraban carreras aburridas y no tenían claro en su imaginario la labor de un científico”, señaló.

Con un diagnóstico establecido, la profe Paola inició una primera actividad que consistió en realizar un acercamiento a las mujeres científicas colombianas, que de por sí no cuentan con gran difusión en la sociedad actual y, por tanto, no es claro quiénes forman parte de este gremio. Así las cosas, se contactaron con la Red Colombiana de Mujeres Científicas para que las estudiantes tuvieran referentes cercanos y se apropiaran de los temas.

Gracias a la investigación y la interlocución con esta red, actualmente cada niña y joven interpreta con legítimo conocimiento lo aprendido en las ferias de la ciencia de su institución
educativa distrital.

“Cada alumna selecciona a una científica, lee la historia y la representa. Posteriormente, elabora un cuento, el cual redacta a puño y letra. La profesora de Español se encarga de revisar la redacción, y la maestra de Arte revisa el retrato o la fotografía que acompaña el texto. Finalmente, se une el perfil y el retrato y queda nuestra historia. La anillamos y, en esta parte, continúa el proceso de aprendizaje. Estas historias son narradas a las niñas de primaria”, indica.

Hasta el momento, su historia en el Liceo Femenino Mercedes Nariño deja una profunda huella en la vida de sus estudiantes. Además, ha logrado cambiar el imaginario de las alumnas. Es el caso de Ana María Castro, de 14 años, quien aplica actualmente a la Universidad Nacional para tomar cursos de Física sin haberse graduado.

“La profe Paola es magnífica, nos explica de manera sencilla los temas relacionados con la física, tiene paciencia y nos enseña con cariño. Me gustan las clases de ella, es muy disciplinada”, afirma Ana María.

Adriana Paola, por su parte, cuenta con orgullo que proviene de una familia compuesta por cuatro mujeres y un hombre, siendo su padre justamente quien más apoyo le brindó y quien sembró en ella la inquietud por una formación en torno a la academia y a los libros.

“Realmente, hoy tenemos una oportunidad de acercar a más de 5000 niñas que estudian en este colegio a carreras afines a la Ciencia y a la Tecnología, sabemos que no todas estudiarán ciencias, pero por lo menos lo pueden contemplar. Con lo que estamos haciendo, con las motivaciones, con los retos, lo que se quiere es que por la cabeza de las niñas pase la opción de estudiar Ciencias, Matemáticas, Física, Estadística o alguna de las ingenierías”, afirma.

La motivación es a perderle el miedo y a estar preparadas en carreras del futuro, por lo que resulta oportuno buscar alternativas de estudio de profesiones diferentes a las tradicionales, como Derecho y Medicina. La educación actual de las niñas y de los niños en general los lleva a estar preparados, a incorporar nuevas tecnologías, a aprender y aprehender cosas desconocidas, a afrontar nuevos retos y a ser autogestores capaces de crear.

Por su parte, el rector del Liceo Femenino Mercedes Nariño, Erick Ariza Roncancio, manifestó su complacencia por la designación recibida. “Como rector nos llena de ánimo y de felicidad la distinción. A la institución le genera un valor agregado tener docentes que se encuentren en estos sitios de élite del país, y esto es fabuloso pues hemos ganado una persona valiosa para el colegio que nos puede aportar mucho. De entrada, Adriana Paola llegó pisando fuerte y contando con el apoyo irrestricto de la rectoría para desarrollar su proyecto de la mujer en las ciencias”, indicó.

En este sentido, Ariza Roncancio destacó que este colegio propende hacia el empoderamiento femenino en la sociedad, aplicado en la formación de una mujer con pensamiento crítico, reflexiva y autónoma, capaz de actuar y decidir.