Desde la localidad de Fontibón, el alcalde Mayor de Bogotá, Carlos Fernando Galán, junto con la secretaria de Educación, Isabel Segovia, y el director de la Agencia Distrital Para La Educación Superior, La Ciencia Y La Tecnología (Atenea), Víctor Saavedra, presentaron ‘Jóvenes a la E’, la estrategia de educación posmedia de la ciudad. Esta iniciativa incluye becas para programas de educación superior y formación para el trabajo.

“En Bogotá, 36 de cada 100 jóvenes no ingresan a programas de educación superior ni de formación para el trabajo en el año siguiente al grado del colegio, con Jóvenes a la E queremos reducir esa cifra; vamos a hacer una inversión de $1.7 billones para financiar en el cuatrienio 39.700 becas que, además tendrán un apoyo de sostenimiento”, dijo el Alcalde.

La primera convocatoria de Jóvenes a la E estará abierta desde el 26 de abril hasta el 3 de mayo, ofreciendo un total de 2,700 becas para comenzar clases en el segundo semestre del año. De estas, 1,300 estarán destinadas a programas universitarios y 1,400 a formación técnica profesional y tecnológica universitaria, distribuidas en 44 instituciones de educación superior. Además, se tiene previsto lanzar una segunda convocatoria en noviembre próximo, la cual contará con 8,000 becas adicionales.

Durante el evento, se anunció la suscripción de un convenio con Transmilenio para que, en una primera fase, 5.400 becados pertenecientes a Sisbén categoría A, B1 y B2 se movilicen de manera gratuita en el sistema, con hasta 40 veces al mes.

 Jóvenes a la E: educación con mérito y calidad

Jóvenes a la E tiene como objetivo fomentar la excelencia educativa y el esfuerzo personal para cultivar ciudadanos con las competencias necesarias tanto para el empleo como para el emprendimiento.

Dentro de los criterios de acceso a las becas se estableció que los resultados en las pruebas Saber 11 representarán 40 puntos del total; el nivel del aspirante en el Sisbén tendrá una valoración de máximo 40 puntos; se asignarán hasta 15 puntos a personas en condición de discapacidad, mujeres, mujeres con hijos, veteranos de la Policía y las fuerzas militares menores de 28 años, población víctima del conflicto, reinsertados y minorías étnicas, entre otros; y, el 5% restante de la puntuación estará asociado a la promoción de trayectorias en programas como Universidad en tu Colegio, consejos de juventudes y deportistas.

“Seremos estrictos en la evaluación de la calidad de los programas por lo que hemos diseñado un indicador que tiene en cuenta la empleabilidad y los salarios de los egresados, la relación de esto con el valor de la matrícula, los resultados de deserción, las pruebas Saber Pro y la mejora en valor agregado en las pruebas comparando el Saber 11 y Saber Pro de los estudiantes”, explicó el director de Atenea, Víctor Saavedra.

Por su parte, la secretaria de Educación, Isabel Segovia, se refirió al robusto plan que contempla Jóvenes a la E para hacerle frente a la deserción de los becados. Dentro de las acciones se cuentan el acompañamiento a los colegios y desarrollo de soluciones con inteligencia artificial para orientar vocacionalmente a los jóvenes; el pago oportuno de los apoyos de sostenimiento, equivalentes a un salario mínimo por semestre para cada estudiante, y planes de mejora en las instituciones que tengan altos niveles de deserción.

“Vamos a trabajar en el fortalecimiento de los planes de permanencia y bienestar estudiantil en las universidades e instituciones a las que ingresan nuestros becados para que incluyan programas de nivelación académica, apoyos para alimentación y materiales y promoción de salud mental”, dijo la Secretaria.

Fortalecimiento de la educación pública

Adicionalmente, se anunció que Jóvenes a la E incluirá un plan de fortalecimiento de universidades e instituciones públicas, incluyendo a las Universidades Distrital, Nacional y Pedagógica, el Instituto Técnico Central y el SENA, a través del mejoramiento de la calidad docente y contratación de profesores, programas de bienestar estudiantil y el mantenimiento y construcción de infraestructura física, para lo cual se avanzará, junto al Gobierno Nacional, en la construcción de los multicampus de Kennedy y Suba.

“Queremos una Bogotá donde los jóvenes tengan oportunidades y generen desarrollo, una Bogotá que camine segura hacia su futuro gracias a una educación que te responde; lo lograremos sumando esfuerzos entre el Distrito, el sector privado, la academia, las familias y, por supuesto, los estudiantes”, concluyó el alcalde Galán.